Las Glándulas Suprarrenales e Hipotiroidismo

Cuando nos enfrentamos al estrés diario: ya sea por el atasco del tráfico o la multitud en el trasporte público; los problemas eventuales de tu hijo en la escuela, el estrés en el trabajo, dificultades económicas, picos de azúcar en la sangre causados por un bollo azucarado o cualquier alimento cargado de azúcar, la inflamación intestinal crónica; nuestras glándulas suprarrenales liberan cortisol.

Glándulas suprarrenales función

El estrés y las glándulas suprarrenales 

En las grandes ciudades y no solo, estamos constantemente liberando cortisol en respuesta a una multitud interminable de factores estresantes que componen nuestras vidas diarias.

Según la literatura médica, la función de las glándulas suprarrenales en nuestro organismo consiste en regular las respuestas al estrés, a través de la síntesis de corticosteroides o corticoides (especialmente el cortisol) y catecolaminas (principalmente adrenalina).

Estas glándulas, llamadas también glándulas adrenales, producen diferentes hormonas como cortisol, cortisona, estrógeno, progesterona, etc., además de sustancias químicas como la adrenalina y la dopamina.

Es muy importante saber los efectos que tiene el aumento crónico del cortisol sobre la glándula tiroides. El exceso de cortisol es otra manifestación del estrés.

Existe un estrés interno de los órganos y eso no hace referencia a las causas habituales, como: el estrés diario, problemas familiares, dificultades económicas, laborales, desempleo, etc.

Hay otros factores que no se tienen en consideración cuando se habla del estrés y que implica una carga para las glándulas suprarrenales o adrenales.

Estos otros factores incluyen las variaciones de las intolerancias alimentarias (principalmente el gluten), glucemia (nivel de azúcar en la sangre), infecciones crónicas, o toxinas ambientales.

Esta condición induce a las glándulas adrenales a producir más hormonas del estrés, que tiene un impacto directo sobre la función de la glándula tiroidea. El estrés es uno de los factores importantes que causa hipotiroidismo.

El estrés altera la función del hipotálamo y de la hipófisis (glándula pituitaria), interrumpiendo el eje hipotálamo-hipofisario, reduciendo la secreción de TSH, y, por lo tanto, reduciendo la función tiroidea; así interrumpiéndose el “circuito de carreras”.

También, reduce la conversión de T4 a T3, la mayor cantidad de la hormona producida por la tiroides (alrededor del 80%) es T4, que es inactiva en esta forma y debe convertirse en T3 para ser utilizada por las células, el estrés adrenal interfiere en la conversión de T4 a T3, según varios estudios científicos.

El llamado eje hipotalámico-hipófisis-adrenal, (Eje HHA) es una parte fundamental del sistema neuroendocrino que controla la respuesta del organismo al estrés y regula varios procesos del organismo como el sistema inmune, la digestión, la conducta sexual, las emociones y el metabolismo energético.

El eje HHA es un sistema autorregulador para el cuerpo, que el estrés lo altera, afectando en gran medida a la tiroides en todos los niveles de su función.

El exceso de cortisol o aumento de la producción de cortisol disminuye la actividad de la hormona T3, eleva el riesgo de una enfermedad autoinmune (como la tiroiditis de Hashimoto) y disminuye la conversión de T4 en T3 en los tejidos y órganos periféricos del cuerpo.

Los expertos médicos afirman que una disminución de T3 en los tejidos debido a la disminución de la conversión de T4 a T3, causa hipotiroidismo, mientras que TSH y T4 permanecen en el rango normal, de este modo sería difícil diagnosticar el hipotiroidismo, ya que en la medicina convencional la analítica sería de TSH y los niveles de T4.

El estrés de las glándulas adrenales provoca resistencia a las hormonas tiroideas.

Para que las hormonas tiroideas que circulan por la sangre tengan su efecto fisiológico, debe acoplarse a receptores en la superficie de las células de nuestro cuerpo. El estrés crónico se ha comprobado que suprime la sensibilidad de estos receptores a las hormonas tiroideas. (Nat Rev Endocrinol. 2014 Oct;10(10):582-91.)

El aumento de los niveles de cortisol debilita la barrera inmunitaria del intestino, retrasa la regeneración del tejido intestinal y promueve la inflamación intestinal. (Neurosci Lett, 216(2). 137-140, 1996.)

Estas condiciones preparan el escenario para la disbiosis - desequilibrio grave en la flora intestinal (microflora o microbiota), el intestino permeable y las infecciones causadas por patógenos, parásitos y levaduras.

La alteración de la estructura de la flora intestinal es conocida como disbiosis, que está implicada en trastornos intestinales crónicos, y probablemente también en trastornos sistémicos, inmunológicos, como en la patogénesis de las enfermedades inflamatorias intestinales, y otros trastornos gastrointestinales, como la gastritis, la úlcera péptica, el síndrome del intestino irritable e incluso el cáncer gástrico y de colon. (Gut Pathog. 2013; 5: 23.)

El estrés crónico y las glándulas suprarrenales con exceso de trabajo debilitan profundamente la integridad del tejido gastrointestinal. (Poult Sci 2008 Sep;87(9):1734-41.)

En conclusión, el estrés crónico puede causar que tu glándula suprarrenal o adrenal produzca demasiado cortisol, lo que a su vez puede empeorar los síntomas de tu hipotiroidismo o provocarlo, como en el caso del hipotiroidismo autoinmune (tiroiditis de Hashimoto).


¿Si tienes hipotiroidismo y estás listo para tomar las riendas de tu salud y tratar los síntomas de tu enfermedad?

¡Excelente! Porque he subido un video online donde explico los diferentes tratamientos para obtener un cambio radical y extraordinario en tu salud en un tiempo récord.

Haz clic aquí para verlo tu misma. Después de ver este video te sorprenderás de lo fácil que es dar un giro de 180 grados a tu salud; llenarte de vitalidad y energía para tu día a día. ¡Eso no te parece asombroso!, ¿verdad?

Y, sin embargo, la mayoría de las personas se conforman con tomar un puñado de pastillas que le receta su médico y sobrevivir con sus limitaciones porque no tiene otra.

Pero, yo estoy aquí para decirte que no es así, y que hay una alternativa 100% natural que hará que te olvides de aguantar tu enfermedad por obligación.

Haz clic aquí y ahora para descubrir lo que la industria farmacéutica no quiere que sepas y que te abrirá los ojos en un instante, para que encuentres tu camino hacia una vida plena, llena de salud para disfrutar con los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *