Los 12 Síntomas Más Importantes del Hipotiroidismo que los médicos NO te cuentan en 2020

Síntomas Glándula Tiroides
Fig. 1

En determinadas circunstancias, los médicos pueden diagnosticar afecciones que aparentemente parecen inconexas, pero lo que no nos cuentan es que dichas afecciones realmente pueden ser síntomas del hipotiroidismo.

En una persona adulta la glándula tiroidea pesa aproximadamente entre 15g y 30g y está formada por dos lóbulos, en forma de mariposa a ambos lados de la tráquea uniéndose por un istmo. (Fig. 1)

La glándula tiroides, regula y gestiona los procesos importantes del cuerpo, como el metabolismo, el funcionamiento normal de diversos órganos, los niveles de energía, la creación de proteínas, y la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas.

Los síntomas más importantes del hipotiroidismo son:

1. Fatiga

La fatiga, es una sensación de cansancio, agotamiento, debilidad o falta de energía que se debe a la disminución del metabolismo o metabolismo lento y es una sensación molesta y difícil de soportar todos los días.

¿Por qué se produce esta fatiga?

Porque, la glándula tiroides lleva a cabo una función vital, la de producir las hormonas tiroideas T4 (tiroxina) y T3 (triyodotironina) que regulan el metabolismo. Estas hormonas tiroideas dirigen muchos de los procesos que se generan en el organismo. Por lo tanto, una tiroides poco activa o lenta no produce suficientes hormonas tiroideas y como consecuencia el metabolismo se ralentiza.

Esta condición es típica del hipotiroidismo como de tiroiditis de Hashimoto.

El estrés, entre otras causas, produce exceso de cortisol en el organismo, el cual, también, se conoce por el nombre de la hormona del estrés. Esta tiene un efecto negativo sobre la enzima necesaria para convertir la tiroxina T4 en T3 dentro de las células. De esta manera, el cuerpo disminuye la producción de la hormona T3, empeorando el hipotiroidismo y conduciendo a la fatiga.

2. Depresión, Letargo, Falta de Motivación

En el hipotiroidismo es frecuente la astenia, (la sensación generalizada de debilidad física y psíquica, de fatiga y de cansancio), los trastornos cognitivos, como incapacidad para concentrarse y pérdida de memoria, el letargo, la somnolencia, etc. todos ellos son muy habituales en la depresión.

Aunque se trata de dos enfermedades distintas, la depresión y el hipotiroidismo, tienen síntomas en común, pero, la depresión puede ser un síntoma del hipotiroidismo, como consecuencia de bajos niveles de hormonas tiroideas, producidas por la tiroides. Puesto que, los síntomas del hipotiroidismo y la depresión tienen similitudes, a menudo los médicos pasan por alto la posibilidad de que un paciente que está deprimido puede en realidad tener niveles bajos de las hormonas tiroideas.

3. Heces Duras o Estreñimiento

El estreñimiento, se presenta debido a la disminución del movimiento intestinal o la frecuencia de defecación.

Cuando la eliminación de las heces no se hace con la frecuencia que normalmente se tiene que hacer, se ponen duras y secas, dificultando la evacuación de las mismas.

¿Qué quiere decir esto?

Que “una persona experimenta tres o menos evacuaciones en una semana”, lo que significa es que sufre de estreñimiento. (www.medlineplus.gov)

Según los expertos, el intestino delgado nos sirve para absorber las distintas sustancias y nutrientes que ya hemos obtenido durante la digestión, como los aminoácidos o la glucosa. En cambio, el intestino grueso es el encargado de organizar los restos de la digestión para su eliminación y expulsión, como elementos de desecho o heces.

Algunos estudios afirman, que lo sano es ir al baño o evacuar un minino de 2 veces al día, con una densidad apropiada, ni muy duras, ni muy blandas; las defecaciones tienen que ser rápidas y sin dolor, percibir una sensación de vaciado. Las heces, lo normal, tienen que ser de un color marrón. Con una dieta alimentaria adecuada, las heces serán con poco olor, además no debe haber gases, ni inflamación intestinal. (www.medlineplus.gov)

Los científicos han demostrado que el hipotiroidismo, disminuye el tiempo de tránsito de los alimentos a través de los intestinos y también afecta a las tasas de absorción intestinal de los nutrientes, provocando estreñimiento, aumentando las posibilidades de infecciones intestinales, lo que provoca inflamación, malabsorción, el crecimiento de demasiadas bacterias intestinales dañinas y un mayor riesgo de desarrollar intolerancias alimentarias.

El estreñimiento crónico es un trastorno común de las personas con una glándula tiroides hipoactiva o lenta.

4. Colesterol Total alto, Colesterol LDL elevado y Niveles de Triglicéridos altos

El colesterol LDL o “malo”, se transporta en la sangre unido a proteínas formando unas partículas llamadas lipoproteínas de baja densidad o LDL.

El exceso de colesterol “malo” ayuda a la acumulación de grasas en las arterias e influye en la predisposición a enfermedades cardiovasculares.

Simplemente por el hecho de tener hipotiroidismo es una causa común de colesterol “malo” alto.

Los expertos, han determinado que el 90% de los pacientes con hipotiroidismo experimentan un incremento de los niveles de colesterol en sangre, los cuales son a menudo de un 30% a un 50% más altos de lo esperado.

“La glándula tiroides regula las funciones metabólicas del cuerpo en prácticamente todas las células, desde el cerebro hasta la piel, todo se ve afectado por las hormonas producidas por la glándula tiroides.” (The American Association of Clinical Endocrinologists (AACE)).

Hay que recordar que, con hipotiroidismo, el metabolismo empieza a disminuir sus funciones y “puede conducir a niveles elevados de colesterol en sangre, ya que la insuficiencia de hormonas tiroideas disminuye la capacidad del hígado para depurar la sangre. (American College of Endocrinology (ACE)).

“La actividad esponjosa del hígado para absorber el exceso de colesterol de la sangre no funciona tan bien como debería con bajos niveles de tiroxina”, como resultado puede inducir a la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Yo incluida, tenía el hígado graso, mi médico me lo diagnosticó y no me dio ninguna explicación de porqué la padecía.

Cuando la tiroides de una persona no está funcionando normal, esa persona engorda mucho más rápido porque no está quemando la grasa, lo que aumenta los triglicéridos y el colesterol “malo”. El hipotiroidismo hace que el hígado y la vesícula biliar funcione con lentitud, de modo que la grasa no se metaboliza fácilmente y no se elimina del cuerpo. Las células pueden ser menos receptivas a absorber el colesterol LDL, por lo que se acumula demasiado. Cuando una persona tiene la glándula tiroidea saludable y necesita energía, al comer el cuerpo puede quemar fácilmente la grasa como combustible.

5. Dolores Musculares o articulares, Calambres, Debilidad en las extremidades, Parestesias.

El hipotiroidismo puede producir calambres musculares, dolores articulares, acumulación de líquido en las articulaciones.

Los músculos se vuelven rígidos, con contracturas y no se relajan tan fácilmente, lo que da lugar a dolores musculares. A mí personalmente, la parte del cuello y el hombro derecho son los que más problemas me dan, causándome intenso dolor.

Los dolores articulares y los calambres musculares, no sólo se deben al hipotiroidismo, sino que, con frecuencia, están presentes debido a la deficiencia del magnesio, vitamina D, posibles causas del mal funcionamiento de algunos nervios o los efectos secundarios de ciertos medicamentos, según los expertos.

La parestesia se presenta con una sensación de quemazón o pinchazos que se suele sentir en los brazos, en las manos, las piernas o pies, o en otras partes del cuerpo. Es una sensación de hormigueo o picazón, provocando la necesidad de rascarte. A veces, la impresión es molesta cuando te encuentras en público, pero también por la noche, a la hora de irte a la cama, lo cual es un fastidio intentar dormir y no poder por culpa del hormigueo.

6. Sangrado Menstrual Abundante u otros Problemas del ciclo Menstrual

Las irregularidades menstruales, se definen generalmente como el flujo menstrual excesivo y prolongado, dando lugar a deficiencia de hierro con o sin anemia.

Hay una estrecha conexión entre la tiroides y la menstruación, que es el hipotiroidismo.

Cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas, el metabolismo, según se ha comentado anteriormente, se vuelve más lento. Esto puede llevar a menstruaciones abundantes, con largos periodos de tiempo y extremadamente dolorosos. Personalmente, llegué a tener la menstruación hasta 10 días y tuve que acudir a urgencias en varias ocasiones.

Por eso muchas adolescentes que sufren de hipotiroidismo empiezan a menstruar a los 10 años o antes.

Estas mujeres en concreto pueden desarrollar un problema llamado menorragia, que se produce cuando la hemorragia es anormalmente fuerte o prolongada. Sí, el sangrado menstrual es abundante, frecuentemente va acompañado de calambres dolorosos y dolor de cabeza; esta condición se llama dismenorrea.

Debido a que, el hipotiroidismo ocasiona una deficiencia del ácido clorhídrico o estomacal, la absorción del hierro (entre otras cosas) es pobre.

Un sangrado excesivo durante la menstruación, y la baja absorción de hierro, causa anemia por deficiencia de hierro.

El hipotiroidismo, además, dificulta que la progesterona (hormona sexual liberada primordialmente por los ovarios, que también puede sintetizarse en el hígado, en menores cantidades y en las glándulas suprarrenales) penetre en las células.

Los síntomas de la deficiencia de progesterona incluyen sangrado menstrual abundante, depresión, incapacidad para perder peso, dolores de cabeza, etc.

La anemia literalmente priva a tu cuerpo de suficiente oxígeno; este no puede llegar a las células para que suceda el proceso metabólico, incluido el apoyo suprarrenal o tiroideo. Cuando tus glóbulos rojos se ven privados de oxígeno, las funciones básicas que mantienen, regeneran y sanan el cuerpo sencillamente no pueden funcionar correctamente.

Mi médico me decía que la menstruación abundante y los fuertes dolores surgen por problemas de fibromas uterinos u otros trastornos que afectan al útero, aunque no fue mi caso.

Pero, hay que considerar también, la anemia por deficiencia de hierro y tratarla con hipotiroidismo, sobre todo en mujeres.

7. Intolerancia al Frío

La intolerancia al frío, es una sensibilidad anómala a las temperaturas frías o a un ambiente frío.

Esta intolerancia puede ser un síntoma de un problema metabólico, como es el caso de una tiroides hipoactiva (hipotiroidismo).

Pero, con frecuencia las mujeres muy delgadas no toleran los ambientes fríos, por falta de grasa corporal, pero no es el caso.

En mi caso y por mi propia experiencia, la intolerancia al frío en el caso del hipotiroidismo desaparece con el mismo mejoramiento de la afección.

8. Pérdida del Cabello, Piel Seca

La pérdida o adelgazamiento del cabello, afectando a la cabeza, las cejas; especialmente el tercio externo, así como el resto del cuerpo. Las hormonas tiroideas pueden alterar las fases del ciclo capilar y causar una caída difusa del cabello, que en determinados casos puede ser importante.

Hay una relación clara entre las hormonas tiroideas y la pérdida del cabello. En este aspecto, la glándula tiroides estimula los folículos pilosos, normaliza los ciclos capilares, equilibra la actividad de las glándulas sebáceas, la producción de sebo y contribuye a la tonicidad y al vigor del cabello.

“Un funcionamiento anormal de la tiroides podría ser la causa de una pérdida de cabello, sin duda. La tiroides es el organizador absoluto del desarrollo del cabello […]. Entre sus numerosas funciones, nos importan particularmente las siguientes. Por un lado, la tiroides calendariza el ciclo de vida del cabello (ya sabes: fase de crecimiento, fase de reposo y fase de caída) y, por otro, regula la producción de hormonas, que es determinante para la creación del cabello. Además, la tiroides también administra la producción de grasa de las glándulas sebáceas. Todos estos procesos son decisivos para nuestra cabellera. Si hay un problema con la tiroides, lo notaremos en el pelo.” comentan los expertos del Instituto Médico Dermatológico de España.

La piel con la enfermedad de hipotiroidismo se vuelve seca, fría y pálida, debido a una disminución o incluso, ausencia de sudoración, afectando en la función del sudor y las glándulas sebáceas. Las palmas de las manos y las plantas de los pies pueden tener engrosamiento y descamación, (queratodermia, que es un trastorno, que se caracteriza por un engrosamiento anormal de las palmas de las manos y las plantas de los pies, causada como resultado la acumulación excesiva de la queratina).

9. Aumento de Peso

Aumento de peso (dificultad en perder peso), debido a una serie de factores, se produce una disminución de la actividad metabólica del organismo, una incapacidad de quemar las calorías y una tendencia a retener líquidos debido al hipotiroidismo.

Uno de los síntomas más frustrantes del hipotiroidismo es la incapacidad de perder peso, pero con una dieta basada en frutas, vegetales y ejercicio, este problema se puede solucionar, lo digo por mi experiencia, aunque el hipotiroidismo ralentiza el metabolismo general y la quema de grasa corporal.

La baja actividad de la tiroides hace que sea más difícil para el cuerpo quemar grasa cerrando la zona de las células que responden a la lipasa, que es una enzima que tiene la función de catalizar la desintegración de los lípidos y facilitar la digestión de las grasas, indican los estudios. (Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., edición digital, MedlinePlus.org)

Como resultado, no solo la grasa almacenada le cuesta eliminarse, sino que la incapacidad de quemar grasa para obtener energía, el combustible que necesitamos, contribuye a la fatiga y a los antojos crónicos de alimentos dulces y con almidón, lo que realmente nos engordan más.

En general, cuando se sufre de hipotiroidismo, la hormona de estrés, el cortisol y los neuropéptidos, que regulan la ingesta de alimentos y líquidos en el organismo, son activados por el cuerpo, aumentando así tu apetito por los alimentos ricos en carbohidratos (también, llamados hidratos de carbono, glúcidos, azúcares o sacáridos).

La grasa se almacena de costumbre alrededor del vientre, siendo una grasa peligrosa, ya que rodea los órganos, aumentando el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre, que a veces conlleva también a diabetes de tipo 2.

Al tener más peso la libertad del movimiento disminuye, da paso a la debilidad, a la fatiga, a la depresión y los dolores musculares aumentan. Se entra en un círculo vicioso peligroso para la salud y cada vez más difícil de salir.

10. Gastritis Atrófica

La gastritis atrófica la están sufriendo alrededor del 50% de los pacientes con hipotiroidismo o tiroiditis de Hashimoto, comentan los expertos. Esta conduce a una ausencia o disminución de la secreción de ácido clorhídrico en las células del estómago, por lo tanto, provoca incapacidad para digerir los alimentos.

El hipotiroidismo y la disminución del ácido clorhídrico frecuentemente van de la mano, el cual, puede llevar a hipoclorhidria, que es un entorno en la que el estómago produce muy poco ácido estomacal o ácido clorhídrico.

En general las personas piensan que el ácido estomacal es malo. Lo cierto es que, en cantidades adecuadas, previene la acidez gástrica al digerir completamente los alimentos ingeridos. La sensación de ardor de la acidez gástrica, procede de las comidas mal digeridas que se pudren en el intestino y se eleva hacia el esófago, no por el exceso de ácido estomacal, afirman los estudios.

Los niveles normales del ácido clorhídrico o suficiente ácido estomacal, ayudan a mantener el sistema digestivo libre de bacterias, parásitos dañinos, evita la intoxicación alimentaria; pero, con baja acidez estomacal y en la presencia de los alimentos no digeridos, las bacterias dañinas son más predispuestas a colonizar el estómago e interferir con la digestión. Además, estimula al páncreas y la vesícula biliar para secretar la bilis para disolver las grasas e indica al páncreas para secretar enzimas digestivas para completar la digestión y proteger la integridad de todo el tracto gastrointestinal.

Hasta el 95% de las personas que creen que están sufriendo del exceso de acidez gástrica en realidad están sufriendo de la condición contraria.

La producción de ácido clorhídrico está conectado a la hormona gastrina, que se reduce con el hipotiroidismo. Esto puede provocar molestias digestivas tales como ardor estomacal, hinchazón y gases; dificultar la absorción de nutrientes vitales como la vitamina B12, calcio y hierro; llevar a la inflamación, infecciones y lesiones de los intestinos.

Muchas vitaminas y minerales requieren del ácido clorhídrico en niveles adecuados para poder ser absorbidos apropiadamente, tales como hierro, calcio, vitamina B12 y ácido fólico, conocido también como vitamina B9. La vitamina B12, en concreto, requiere de ácido estomacal suficiente para su correcta utilización.

Cuando los alimentos ingeridos no se digieren del todo con suficiente ácido estomacal, se pudren, fermentan y se vuelven rancios en el estómago. El intestino delgado, lógicamente, trata de rechazar la entrada de esta composición podrida, por lo que a veces regresa al esófago, irritando el delicado tejido y causando acidez estomacal. Además, la comida podrida y mal digerida se desplaza, también, a través de los intestinos, causando inflamación, infección y permeabilidad intestinal. Siempre que se detecte un patrón de hipotiroidismo, se debe descartar un trastorno de hipoclorhidria, comentan los facultativos. (Archives of Internal Medicine 1999 Aug 9-23;159(15):1726-30.)

11. Retención de Líquidos, Hinchazón de la Cara, las Manos y los Pies. Ojeras y Bolsas debajo de los Ojos.

El cuerpo con hipotiroidismo aumenta de peso por retención de líquidos, los expertos opinan que una media de entre 5 y 6 kg, el resto del aumento de peso sería por el aumento de la grasa corporal, es importante tenerlo en cuenta. Hay muchas personas, incluida yo que decía que simplemente por tener hipotiroidismo subía de peso, pero eso es una verdad a medias, estás predispuesto a subir de peso con facilidad por tener hipotiroidismo, por retención de líquidos, pero lo principal y lo más importante es la nutrición y la ingesta de azucares y grasas animales.

Las ojeras son una alteración o variación de la coloración de la piel, ubicada, debajo de los ojos, en el contorno del músculo orbicular que rodea la órbita de los ojos, debido a una producción excesiva de melanina y a la dilatación de los capilares, contiguos al sector exterior de la piel. El color de las ojeras es denso, oscuro, y que ocasiona una mirada de aspecto antiestético, cansada y desmotivada.

Las antiestéticas bolsas (hinchazón o inflamación alrededor de los ojos) y las ojeras son causadas por el hipotiroidismo o tiroides lenta, por una dieta inadecuada de alimentos procesados, exceso de sal (el consumo excesivo de sal también puede propiciar la retención de líquidos) e ingesta insuficiente de agua.

Además, las toxinas, juegan un papel muy importante, no solamente en el caso de las bolsas y ojeras, sino para otras afecciones. Otras causas pueden ser los factores genéticos o una enfermedad renal.

Los expertos opinan, que la falta de hierro, también “pone su grano de arena” a la formación de las ojeras, esta carencia es resultante de una insuficiencia de oxigenación en los tejidos, así contribuyendo a la creación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos debajo de los ojos.

12. Deterioro de la Función Cognitiva (niebla cerebral), Disminución de la memoria, Falta de atención, Descenso o Falta de Capacidad de la Concentración.

El especialista en tiroides Dr. Lawrence Wilson describe la niebla cerebral como, "una nube que reduce la visibilidad y la claridad de la mente."

El deterioro cognitivo es un declive o pérdida de las funciones cognitivas, concretamente en la velocidad del procesamiento de la información, falta de atención y memoria.

Publicaciones recientes vinculan cada vez más los niveles bajos de hormona T4 y T3 con trastornos cognitivos, especialmente con la atención y la memoria. Los especialistas a propósito acentúan la importancia de comprobar el buen funcionamiento de la glándula tiroidea en la práctica psiquiátrica.

La memoria y la atención son funciones cognitivas que se encuentran en estructuras del sistema nervioso central. Este sistema nervioso necesita para su normal funcionamiento y desarrollo de la coincidencia de varios elementos, entre ellos el hormonal. El metabolismo de los carbohidratos, es la velocidad a la que nuestro organismo usa la glucosa para generar energía.

Según estudios publicados, las personas con hipotiroidismo, absorben la glucosa más lentamente de lo normal y sus células no la utilizan con la misma capacidad. Además, una vez que se absorbe la glucosa el cuerpo tarda en eliminarla. Esto crea hipoglucemia, o muy poco azúcar disponible para crear energía, con síntomas de fatiga, mareos e irritabilidad. El tema no es que haya muy poca glucosa en la sangre, sino que la glucosa no puede acceder a las células. Para equilibrar de alguna forma la baja energía, las glándulas suprarrenales bombean hormonas del estrés, cortisol, que activa el hígado para liberar la glucosa almacenada en el torrente sanguíneo para obtener energía. Finalmente, estas circunstancias entran en un círculo vicioso, agota las glándulas suprarrenales, así como el hipotálamo y la glándula pituitaria del cerebro, que son responsables de la regulación de tantas funciones corporales. (American Journal of Physiology 1989;256: E101-E110)

La falta de memoria, no sólo se debe al hipotiroidismo, sino que frecuentemente está presente como resultado del estrés, derrame cerebral, endurecimiento de los vasos sanguíneos del cerebro, diabetes, tensión arterial alta y deficiencia de vitamina B12.

Me gustaría aclarar que ante cualquier duda hay que pedir la opinión de un especialista o facultativo. Aunque la lista de síntomas es mucho más extensa, yo he querido poner los que a mi juicio considero los síntomas más importantes. Además, estos síntomas pueden seguir afectando a pesar de que el paciente está tomando la tiroxina en forma de Eutirox o Levotiroxina todos los días y esto lo digo de mi propia experiencia.

¿Cuáles es tu opinión sobre estos síntomas? ¿En la actualidad padeces alguno de ellos?

Te invito a que me dejes un comentario:

 

13 pensamientos en “Los 12 Síntomas Más Importantes del Hipotiroidismo que los médicos NO te cuentan en 2020

    1. Sophia

      Autor de la publicación

      Me alegro de que te haya gustado el artículo, te invito a que visites mi blog para nuevo e interesantes artículos periodicos.

      Muchas gracias!

      Contestar
  1. Es preciso darle las gracias una vez mas fantasticos metodos personales que ha mentado anteriormente.

    Es extrano que personas como ofrezcan públicamente.
    Estas ideas inspiradoras también actuaron como
    una manera fantastica de saber que el resto tiene exactamente
    los mismos suenos que mi cuenta para poder ver mucho
    pero sobre este problema. Estoy seguro de que hay miles de instantes mas
    agradables en el futuro para muchos que visitan tu blog.

    Contestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *